sábado, 30 de abril de 2016

SOBRE LA EDUCACIÓN DE LOS JÓVENES





Hace muchos años que se es­tán cosechando los frutos de la imposición de una educación permisiva de cuño pro­gresista, con su carga de facilismo, anomia y relativismo. Burros y amorales en cantidad es lo que pa­re la educación pública y también la educación privada, aún la de la es­cuelas y colegios religiosos, infiltra­da por la prédica freudomarxista de sociólogos, psicólogos y educacio­nistas formados en la matriz de Flacso y de las universidades. Son los que forman los elencos estables en las distintas carteras que tienen a su cargo el diseño de los contenidos y métodos de enseñanza.
Veamos uno de los incontables casos que ejemplifican una educa­ción sin valores, sin rumbo e insa­nablemente obscena, que el azar nos puso delante de los ojos al revi­sar viejos papeles y recortes. El dia­rio “La Nación” del 19 de abril de 2001 documenta, sin ningún co­mentario edificante y como quien narra un partido de fútbol o un he­cho de la farándula, el extravío de los jóvenes que cursan los estudios secundarios, hecha la salvedad de que el fenómeno se remonta más allá de la restauración del régimen partidocrático, que no ha hecho otra cosa que agravarlo.

viernes, 22 de abril de 2016

¿QUIÉN TIENE LA CULPA?




Padre Héctor O. Oglietti, “El Evangelio sobre los tejados”, Edición Proartel, Buenos Aires, 1966.

NOTA DEL BLOG: Han transcurrido 50 años desde que se dijeran estas cosas. La degradación producida en ese lapso es a todas luces evidente, bastaría pensar solamente que entonces se decían estas verdades en la televisión, y hoy ese mismo canal de TV tiene como estrella a un degenerado promotor de la contracultura como Marcelo Tinelli; entonces las barras de jóvenes no llegaban a drogarse en la forma en que hoy lo hacen, muriendo como moscas en los recitales; el satanismo era incipiente, y hoy ha invadido todos los medios de comunicación. Pero las indicaciones dadas hacia una solución de este problema siguen siendo las mismas, al igual que sus responsables.



Una de las características más notorias de la adolescencia, es la tendencia a la imitación.
Los jóvenes en vez de crear, imitan, porque carecen de ori­ginalidad y porque temen el fracaso. La imitación no es otra cosa que un sustituto de la originalidad. Y es que crear implica esfuer­zo, trabajo, dolor, perseverancia y muchas veces acarrea el des­precio de los demás.
Llega un cierto momento en la juventud en el que el YO siente la imperiosa necesidad de manifestarse de alguna manera. Ya no le basta ser amado, quiere comenzar a amar él mismo, ser él mismo. Y en realidad esta es una de las tareas más difíciles. Ser uno mismo, significa ser auténtico3 es decir, no dejarse arras­trar por la corriente de mediocridad que abunda en este mundo.
Entonces el joven se torna un mero adorador de héroes; necesita un ideal y muchas veces carece de algo mejor que un actor o actriz cinematográficos, o un director de orquesta de moda o el cantante o la cantante melódicos hacia los cuales proyecta su vida emocional.
Su personalidad es como el camaleón; adopta el color del lugar o de las circunstancias que lo rodean. Gomo el agua, toma la forma del recipiente que la contiene.

lunes, 18 de abril de 2016

COSTA SALGUERO: CROMAGNON EN CONTINUADO




La corrupción cultural sigue intacta. El mismo espíritu deletéreo de todo orden moral, de toda estética sigue a la orden del día. En lo sustancial, en lo importante que afecta el rumbo de la vida social en la Argentina, no hay cambio ninguno para bien sino perfecta continuidad en la decadencia a pesar de los cambios de gobierno. Es decir, sigue activa la promoción del libertinaje y de la corrupción sistemática de la moral, de las buenas costumbres y del buen gusto, como se acostumbraba decir antes.

Algunos periodistas y algunos políticos dicen que la corrupción mata. Piensan acotadamente, conforme al libreto liberal/socialdemócrata, en la corrupción que comporta una defraudación al erario público por parte de los políticos y de los funcionarios que los sirven en coyunda con el poder económico-financiero (aunque para ser francos, del poder financiero, es decir, de los bancos y de la usura legitimada que les es aneja poco o nada se dice). En una palabra, se practica un astuto e interesado reduccionismo del hecho de la corrupción, porque de la corrupción cultural que sirve de base a toda corrupción nada se dice —no es politicamente correcto—. Por ejemplo, los politicos se rasgan las vestiduras hablando de la droga y del narcotráfico pero nada dicen del ambiente que la propicia y la facilita desde la industria cultural a fin de crearle un mercado: sea promoviendo desde el hedonismo a la lujuria, desde el desenfreno a la pornografía enlatada; desde el vacío espiritual a las falsas metas; desde la anulación del pensamiento crítico de la programación mediática a la cruda marginalidad de un futuro yermo de toda perspectiva de empleo y vocación.




Salvando la diferencia de magnitud respecto de la tragedia de Cromagnon, en la tragedia de Costa Salguero (la muerte de cinco jóvenes y otros tantos en estado grave) a consecuencia del consumo de drogas sintéticas en la seudo fiesta electrónica Time Warp ocurrida este fin de semana, se repite el patrón responsabilidad política de aquella.

lunes, 11 de abril de 2016

EL ORIGEN DE LA CONTRACULTURA EN LA ARGENTINA



Max Horkheimer (izquierda) y Teodoro Adorno (derecha).



Por Jorge Ortiguera
Patria Argentina N°262, Diciembre de 2009


Algunos teóricos del tema afirman que la contracultura actualmente vigente proviene de Europa. La degradación cultural que padecemos, la guerra contra el sentido común, el auge del marginalismo, la eclosión de los marginales como nuevos agentes del "cambio social", serian elementos propios de la socialdemocracia floreciente en el viejo mundo.

Si bien puede decirse que esto tiene una parte de verdad, no la tiene toda. Los EEUU han sido una importante fuente y ayuda al fenómeno de degradación cultural que padecemos especialmente nosotros. Y ha aprovechado de mil maneras de la misma tanto política como económicamente.

La legalización de la droga, la equiparación del matrimonio con la unión de dos degenerados del mismo sexo, la tolerancia con la delincuencia y el crimen (abolicionismo penal), la promiscuidad sexual, el pacifismo suicida, el antipatriotismo militante y el odio a la religión, entre otras cosas, fueron el emblema de la llamada Escuela neomarxista de Frankfurt, que si bien nació en Alemania tuvo su más importante oportunidad de desarrollo y triunfo en los EEUU, donde sus maximos exponentes, perseguidos por el nazismo, fueron acogidos y premiados con cátedras universitarias y subsidios de las más importantes fundaciones libres de impuestos como la Ford o la Rockefeller entre otras menos importantes.

Sí, las mismas fundaciones que hoy subvencionan a importantes instituciones argentinas e incluso planes del Estado con referencia a los Derechos Humanos, la Defensa Nacional, la promoción del aborto o la Justicia y la Seguridad Interior en clave progre. Algunos dinosaurios confunden la acción de estas organizaciones seudofilantrópicas transnacionales yanquis con el enemigo comunista. ¿Cosas de un discurso desactualizado o simplemente deseo de desinformar? Con más precisión se podría decir que son terminales de la Inteligencia norteamericana y que manejan dinero de ese origen, que canalizan proyectos de importancia para las políticas y estrategias del Poder Mundial.