domingo, 31 de enero de 2016

“RÁFAGA” ACERCÁNDOSE




Comentarios Eleison
Número CDXLVI (446)
30 de enero de 2016

Por Mons. Williamson

La música de Beethoven, en ráfaga por tres días,
debe conmocionar, consolar, iluminar y asombrar.

La música está gravemente malentendida y su poder seriamente subestimado por los liberales. Son todavía suficientemente humanos como para gozar de alguna u otra música, lógicamente algún tipo de basura – pero para ver cuán mucho la música le importa a la gente, ¡simplemente traten de decirles que la de ellos es basura! Pero, sea esto como sea, la ideología subjetivista de los liberales según la cual el hombre es el dueño y señor de la realidad (hasta e incluyendo a Dios Todopoderoso) les hace a ellos negar que haya alguna cosa objetiva sobre la música. Entonces, para los liberales, no hay tal cosa como un compositor usando ciertos medios para alcanzar ciertos fines, y no se puede decir que una pieza o un tipo de música cualquiera es “mejor” que otra. La música, dirán ellos, es puramente una cuestión del humor o gusto del oyente – “La belleza está en los ojos de quien mira” y la música horriblemente discordante es tan “buena” como la música más famosa del pasado.