martes, 29 de marzo de 2016

EL ROCK, EXCELENTE PRODUCTO CAPITALISTA PARA ACABAR CON LA RESISTENCIA QUE NO PUDO VENCER EL COMUNISMO


LOS ROLLING STONES EN CUBA
Marxismo capitalista 





I CONFESS

Puede comprobarse una vez más, a través de esta entrevista, la estrecha relación entre el rock, las drogas, la vida desquiciada, sin centro, sin orden, desenfrenada, que conduce al deterioro físico, psíquico y mental y, algo que no se dice, a perder el alma. La música rock en sí es inseparable de una forma de ver la vida donde se procura complacer los sentidos y se rebaja al hombre de su esfera espiritual a la puramente carnal, de la aspiración a lo eterno a la esclavitud de lo efímero. Los frutos del rock nos muestran a las claras que es un árbol malo desde su raíz, creado a partir de la ruptura con el arte clásico cristiano a partir en la modernidad y su experimentación desde las usinas marxistas de la Escuela de Frankfurt o el Instituto Tavistock, con el fin de perder a la juventud y la sociedad occidental.  


Héctor Starc: “La marihuana le costó la vida a Spinetta”








El ex guitarrista de Aquelarre y referente de la primera generación del rock argentino habla de adicciones, del Flaco, de Charly y critica la actualidad del género.

“Pappo se mató por pelotudo. Se tomó tres tubos de vino y salió a andar en moto a la una de la mañana. Un tipo de 55 años, si toma, tiene que estar en la casa mirando televisión. Y si no toma, que haga cualquier cosa. ¿Dónde se vio que un tipo de 55 años se toma tres tubos de vino con el hijo y sale con la Harley? Eso es de la televisión, no es de la vida real. A mí me da mucha bronca porque lo extraño muchísmo y también vengo salvándome de lo mismo. Hace 21 años que me estoy recuperando de alcohol y drogas. Es un trabajo que te lleva la vida, el resto de la vida... Después estuvo toda esa parafernalia de boludos que fue al entierro de Pappo con las motos, motos que no eran ni Harley. Eran todos repartidores de sánguches. Decían que ‘Pappo murió en su ley’. ¡¿Qué tiene de vivo morir de esa manera?! Yo ahora estoy por cumplir 66 y me siento como un pibe de 15”.

¿De donde creés que sale esa relación tan estrecha entre las drogas y el rock?

Yo me salvé de la merca hasta los 31 años, que empecé duro con la falopa. La primera droga me la convidó Pappo. Se llamaba Obesín y era una pastilla para adelgazar. Como yo era re anfeta, todo el día a mil, bajo ese efecto me tenían que bajar del escenario con la Policía. Además, era una pasta de venta libre. Todo el mundo tomaba. Era para adelgazar. Pappo me la dio en enero del año ‘70. Ahí quedé pegado. Me pasaba días sin dormir, fumaba como loco, meaba una cosa amarilla espantosa... Pero la merca, a los 31. Hasta ese momento la cocaína era del tango. Despues probé de todo. Con ácido tampoco pegaba un ojo y veía elefantes verdes.

Perdón, ¿la marihuana entra en esta conversación?

La marihuana es una droga que le costó la vida a Spinetta. 

¿La marihuana?

¡Claro! ¿Por qué crees que murió de cáncer de pulmón? Por fumar porro durante 25 mil años. ¿Vos una vez te fumaste un porro? El alquitrán que queda en la tuca.... Imaginate ese alquitrán multiplicado por 40 años de fumar porro, y por la mezcla con tabaco normal. Luis era muy nervioso y fumaba mucho. Una vez me lo crucé con el porrito y le dije: “Ya estás grande para eso...” Me dijo “sí, tenés razón; pero si no me fumo uno, salgo a la calle y mato a alguien”, jajjaja. El Flaco se comía las uñas, ¡los cartílagos de las uñas! Vos lo veías cantando esas canciones tan poéticas, pero el pibe era una bola de nervios.

lunes, 7 de marzo de 2016

LOS SATÁNICOS ROLLING STONES






 “Por favor, dejen que me presente. Soy un hombre de riqueza y buen gusto. He estado dando vueltas por muchos años. He ganado las almas y la fe de muchos hombres. Estuve allí cuando Jesucristo tuvo su momento de duda y dolor. Me aseguré de que Pilato se lavaras las manos y sellara su destino. Gusto en conocerlo. Espero que adivinen mi nombre ”

Así comienza la canción Sympathy For The Devil [Simpatía por el Diablo]. Es parte de la presentación de los ingleses de la banda The Rolling Stones que están de gira en Brasil.

En el escenario, el cantante Mick Jagger aparece vestido con una capa que hace referencia al famoso satanista Anthony Lavey. En las pantallas se pueden ver pentagramas y cruces invertidas, imágenes de demonios en las luces de color rojo brillante mientras el público aplaude y canta.

Han hecho esto durante toda la gira “Olé”, que ha recorrido toda América Latina con gran éxito. Con entradas agotadas meses antes de las presentaciones, el recorrido comenzó en Chile, el pasado 3 de febrero. También pasó por Argentina, Uruguay y tienen su último show en Brasil, en la ciudad de Porto Alegre.



Elogiados por la prensa, los espectáculos en Brasil han generado controversia ya hace un tiempo. Vídeos publicados en redes sociales muestran que muchas personas estaban descontentos con lo que consideran una “invocación al diablo”, Aunque parece haber sido una sorpresa sólo para los aficionados más jóvenes.