domingo, 22 de junio de 2014

FRANCISCO Y EL ROCK



Versión yanqui y versión argentina de la revista de la revolución del rock. Dime quién te apoya y te diré qué defiendes…

Ciertamente causa sorpresa, por no decir fastidio y repugnancia, hasta dónde está llegando la promoción mediática de Francisco por parte del mundo enemigo de la Iglesia Católica, colocándolo incluso en portadas de revistas de homosexuales o de la famosa revista de rock Rolling Stone. Una mirada atenta a lo que ocurre en la Iglesia nos hace comprender que nada de esto es casualidad ni improvisación, sino que la misma defenestración de que fue objeto el anterior pontífice Benedicto XVI –un papa nada ortodoxo ni tradicional, por cierto, pero que el establishment desechó cuando ya no le servía, apuntando sus críticas a él para hacerlo aparecer “ultraortodoxo” y “retrógrado” cuando nunca dejó de ser un modernista, en oposición dialéctica a Francisco- se relacionan con el avance de los planes mundialistas que preparan el camino del Anticristo, en sus intentos de acabar con la Religión Católica. Nada mejor para ello que contrastar a un papa “ortodoxo” con la llegada del “aire fresco y primaveral” de este papa revolucionario, con el cual parecen querer revitalizar y extremar los efectos destructores del Concilio Vaticano II, en una reedición de la primavera de Juan XXIII. Y para sostener a este hombre, impuesto según todo lo indica luego de que las presiones financieras y mediáticas hicieran renunciar a Benedicto XVI, nada mejor para hacer de él un líder mundial que el lobby judío que domina totalmente los grandes medios de comunicación de masas. Es así que a una voz de orden todos los diarios, televisión, radios y revistas del mundo, toda la opinión pública mundial se ha puesto de acuerdo y han puesto su foco en estimular la “Franciscomanía” (casi escribimos la “Francmasonería”, y no es otro programa el de su pontificado que el de la satánica logia). No se entiende de otro modo el que una revista repulsivamente inmoral y subversiva como la Rolling Stone –muy bien financiada por el capital judío y extendida a todo el mundo merced a las franquicias otorgadas para las ediciones locales- lo coloque en una portada.



Rolling Stone: una verdadera cloaca, una asquerodidad semi-porno que apoya lo peor de lo peor en nombre de la absoluta "libertad". ¿Por qué será que promociona a Francisco y la iglesia conciliar?



La edición norteamericana de la revista  coloca el subtítulo “The times they are a-changin” (Los tiempos están cambiando), en alusión además a un clásico disco y canción “de protesta” de Bob Dylan (Robert Zimmermann), muy exitoso desde que se le dio difusión en 1963. La versión argentina de la revista, que repite la misma portada, es en cambio un poco más radical al decir “Adentro del Vaticano, ¿cerca de la revolución?”, en este caso aludiendo a un tema del rockero argentino Charly García llamado precisamente “Cerca de la revolución”. La revista editada por el poderoso multimedios del diario La Nación (oh, la derecha liberal financiando la revolución juvenil de izquierda) dedica doce páginas de su edición de marzo a loar a Francisco, aunque desde luego teniendo sus reservas en caso de que Francisco no sea tan “transgresor” y “revolucionario” como ellos esperan. La nota principal es la misma del periodista Mark Binelli que incluye la edición norteamericana. La variante argentina incluye el testimonio de supuestas personalidades destacadas de diferentes ámbitos en la Argentina. Allí, exponentes de la revolución muy bien financiada, que incluye a políticos, periodistas, músicos y escritores, vierten su opinión sobre el fenómeno Francisco (“HELLO FRANK! Se titula la nota). Por supuesto, casi todos ellos no son siquiera católicos y ningún interés real tienen en la religión, sino en todo caso para acabar con ella. ¡Si hasta la misma sobrina de Jorge Bergoglio afirmó recientemente que es “espiritual pero no religiosa”!



Por supuesto, la Rolling Stone ha hecho campaña por el infame corruptor anticatólico y pro-sionista Barack Obama.


Estos son algunos testimonios que sin dudas Francisco no desestima, por el contrario, él mismo se ha acercado en su “tolerantismo” falsamente caritativo (y más bien liberal o masónico) a un variado espectro de personas que no buscan la verdad ni por lo tanto el bien verdadero, sino aprovecharse lo más que puedan de lo que el mundo les brinda sin importarles la moral y los principios que la Iglesia siempre custodió hasta el advenimiento del Vaticano II. Desde luego que se dicen muchas mentiras y prejuicios para favorecer la rebeldía del personaje retratado. Nefastísimos enemigos de Cristo, mediocridades bien subvencionadas, corruptos y corruptores, opinan sobre Francisco:




  


Mario Pergolini
Locutor, director de Radio Vorterix, promotor de programas de rock.

"Rolling Stone siempre supo leer muy bien a los personajes, justo en el momento indicado. Y Francisco tiene una actitud rockera, de patear el tablero, de sorprender con la declaración inesperada. Si se drogara, estaría muy cerca de Noel Gallagher. En esa informalidad, los nuevos líderes han encontrado un acercamiento a las masas. En la mesa del domingo, lo primero que sale es decir: ´Qué bien este tipo, cómo vuelve a la esencia del cristianismo´. OK, ¿pero cuál es el cambio verdadero? ¿De qué sirve una revolución dentro del cristianismo? Claro que siempre es mejor alguien decente, y prefiero cien mil Franciscos antes que un Ratzinger. El representa a una entidad poderosa en una época en la que Occidente busca espiritualidad por fuera: meditemos, respiremos, seamos buenos, no porque lo dice un Dios, sino porque tenemos que hacerlo. ¿Contribuye? Sin duda".


Andrés Calamaro
Músico y cantante pésimo, aunque muy prolífico y promocionado. Es recordado un recital en US donde se bajó los pantalones y mostró su trasero al público. Apologista del consumo de drogas.

"La revista Time ya le había dado dos portadas, y ahora llega a la Rolling Stone. Creo que todos estamos un poco sorprendidos por la buena imagen de Francisco en un terreno tan delicado como el del Vaticano. Este modelo de Papa tercermundista, jesuita y peronista podría ser positivo para la imagen de la Iglesia, pero muchos religiosos deben de estar tirándose de los pelos con el estilo y el mensaje que está impulsando. De momento, es el John Kennedy de los papas del Vaticano. Lógico: todos esperamos más que gestos, y es probable que pronto haga más que mostrarse humilde y simpático. De hecho, la ONU ya presiona para que ´entregue´ a los religiosos acusados de pedofilia. El clima debe de estar tenso. Si Francisco no nos está engañando a todos, probablemente sea un papa histórico".


Palito Ortega
Músico y cantante con muchos años de carrera, verdaderamente muy mediocre y muy exitoso. Fue gobernador y candidato a vicepresidente de la república. Desde hace muchos años reside en Miami.

"Ver a Francisco en la tapa de Rolling Stone fue una sorpresa, y creo que tiene que ver con que evidentemente encendió una luz de esperanza. Es diferente este Papa. Tiene una actitud que se reclamaba hace muchos años por parte de un representante de los cristianos. El hecho de que aparezca y, sin retarlos pero con firmeza, les diga a los sacerdotes de todo el mundo que salgan a la calle, que se acerquen a los más humildes, fue un soplo de aire. Creo que hasta ahora ha elegido el mejor de los caminos. Confío en que va a poder impulsar un cambio real. Seguramente no será de un día para el otro, porque hay que ir contra siglos de historia, pero he notado que la gente empezó a volver a los templos. Y eso ya tiene un gran significado".


Felipe Pigna
Historiador oficial del gobierno Kirchner, progre y anticatólico, falaz y muy promocionado por las grandes editoriales y medios de comunicación.

"Cuando vi esta tapa entendí que habían cambiado algunas cosas. La figura de un Papa no era representativa para el mundo del rock o de los jóvenes desde, probablemente, Juan XXIII, que de alguna manera está presente en Sgt. Pepper... Y eso tiene que ver con el alejamiento que tuvo el catolicismo del pensamiento y las necesidades de los jóvenes. Francisco, que no es un hombre progresista en todos los términos de la palabra, sí viene a traer un aire nuevo al Vaticano, una institución que está totalmente podrida. Esta revisión que plantea me parece que termina en una necesaria autocrítica que estamos esperando desde 1810 de la Iglesia Católica argentina".


Victor Hugo Morales
Relator de fútbol y mediocre periodista uruguayo, oficialista, millonario, izquierdista, apoya las peores causas como son el aborto y el “matrimonio igualitario”.

Francisco es una figura mediática como pocas veces ha tenido la Iglesia, quizá nunca. Uno puede compartir su discurso contra el capitalismo y la acumulación de riquezas, y eso él lo ha sabido aprovechar de una manera estupenda a lo largo del último año. De todos modos, me parece que el verdadero papado de Francisco comienza ahora, tras el durísimo documento que emitió la ONU, mencionando no sólo los graves problemas que la Iglesia tiene en relación con la pedofilia, sino también los atrasos a los que ha contribuido en todas sus etapas. Es ahora que Francisco tendrá que tomar una dirección entre lo que ha sido su discurso simpático y llegador, y las viejas posturas de la institución que representa. Yo soy pesimista. Dudo mucho de que llegue a ver a la Iglesia acompañando la despenalización del aborto o el matrimonio igualitario antes de morirme.


Juan Carr
Director de una ONG llamada Red Solidaria, muy promocionada por los grandes medios y empresas y políticos. Premiado por el gobierno y candidateado por la Unesco argentina al Nobel de la Paz.

Cuando vi la portada de Rolling Stone me sentí exultante, porque esta es la tapa de mi formación. Cuando era joven, era inesperado que estuvieras en misa y que dijeras que te ibas a un recital de rock, parecía que ibas a dos lugares separados. Por eso, esa tapa tiene un significado tremendo. Lo que soy se condensó allí. Yo y los que trabajamos en Red Solidaria soñamos con una revolución por el otro, y el Papa quiere dar la primera revolución en paz. Dios y la historia pusieron a uno de los nuestros en la mesa chica de las cinco o diez personas que están definiendo el destino de la humanidad.


Eugenio Zaffaroni
Juez de la Corte Suprema de Justicia, proxeneta y millonario de ideas ide izquierda, impulsor del garantismo, la homosexualidad y el “matrimonio igualitario”. Se dice amigo de Bergoglio.

El Papa es, ante todo y después de todo, un buen tipo. Siempre lo he sabido una persona jugada por los más pobres. No me sorprende lo que hace y dice. No es una cuestión religiosa: nadie puede negar que su mensaje es universal. Creo que su figura se va convirtiendo en un símbolo para la juventud, va dando una nota de dinámica histórica y cultural. Por causas nobles se mete en problemas todos los días, cuando podría cómodamente ahorrárselos. En una etapa mundial de orfandad de lideratos, me parece que tiene todas las condiciones para convertirse en un símbolo.


Luis Moreno Ocampo
Abogado, ex Fiscal jefe de la Corte Penal Internacional. Su principal labor fue seguir los reportes de crímenes contra la humanidad y perseguir y acusar ante la Corte a los comitentes de éstos. Es decir, acusar de crímenes contra la Humanidad a aquellos que el Imperialismo anglo-yanqui-sionista le indicase, por ejemplo así fue con Kadhafy en Libia. Trabaja para lograr el Nuevo Orden Mundial.

En el siglo XXI, estamos comunicados globalmente pero divididos institucionalmente. Seguimos viviendo en estados nacionales. El Papa, una autoridad moral y religiosa mundial, ha rectificado cuestiones internas de la Iglesia Católica y marcado un rumbo que es seguido por gente de todas las nacionalidades. En Argentina (donde una encuesta de Voices! arrojó que la confianza en la Iglesia pasó del 52% al 65%), esto depende de los argentinos. Y el Papa es el mejor ejemplo. Ojalá pudiera ayudar a articular acción colectiva en el país. Eso sería un verdadero milagro.


Daniel Scioli
Gobernador de la Pcia. de Bs. As., fue también vicepresidente de la Nación. Siempre acomodado en la política, sigue la corriente del poder mundial.

La tapa de Rolling Stone me causó emoción y un gran orgullo. Francisco ha mostrado comprensión y su tarea va más allá de los fines católicos. Busca promover la solidaridad y bajar esa prédica a la vida cotidiana de la gente. Ha marcado tendencia con la participación en la Jornada Mundial de la Juventud, sus comentarios sobre el narcotráfico, la visita a la isla de Lampedusa, la preparación de una encíclica sobre el medio ambiente. Quiere impulsar cambios concretos, reparar las injusticias del capitalismo salvaje. La profundidad del mensaje no surge de la teoría, sino de su sensibilidad, fruto de estar cerca de los problemas, de viajar en subte, de visitar villas y colegios. El es capaz de darle a un trabajador la misma importancia que a un jefe de Estado.


Sergio Massa
Abogado y político, exjefe de gabinete del gobierno de Cristina Kirchner, fue intendente  y actualmente es diputado nacional y principal referente de la oposición. Sigue el lineamiento del Nuevo orden Mundial.

Francisco viene a ofrecerle al mundo un cambio profundo, mediante la construcción de una Iglesia que esté más cerca de la gente. Me parece que es un cambio importante. ¿Qué viene a traer el Papa a Argentina? La concordia, la unidad en la diversidad, por su historia personal y por su forma de conducirse. Es el argentino más importante de los últimos doscientos años.


César Cigliutti
Presidente de la “Comunidad Homosexual Argentina”. Fundador de lwa “Marcha del Orgullo gay”, declarado “Ciudadano ilustre de la ciudad de Bs. As. “ (sic) y distinguido por la ONU.

Francisco mantiene la misma actitud discriminatoria hacia nuestra comunidad que sus predecesores. Cuando dijo aquella famosa frase de "¿Quién soy yo para juzgar?", noté un cambio de actitud, pero también creo que. ¡es el Papa! De momento, los gestos de Francisco no se reflejan en los sacerdotes de Argentina.


Padre "Pepe" di Paola
Cura “villero”, heredero de la línea filo-marxista de la teología de la liberación desacralizante, auspiciado en su “caridad” puramente humanista por Bergoglio. Referente de la gran prensa liberal que siempre lo promociona.

Lo conocí cuando trabajaba en las villas. A fines de los 90, él era el único líder que se acercaba. Cuando le dije: "Jefe, los narcotraficantes me amenazaron de muerte", él se sentó con cara de preocupado y me contestó: "Si alguien tiene que morir por esto, soy yo, y no alguno de ustedes". Eso lo pinta como es. Vi la tapa de la revista por internet: uno de los chicos del barrio donde trabajo me contó que había salido. Me gustó verlo ahí y me parece bueno, pero no me sorprendió, porque su mensaje trasciende todos los ámbitos. Desde la cercanía, hemos experimentado su compromiso, su simpleza y su intento de que la gente aprenda de los pobres. Puedo dar testimonio de que este Papa es fiel a su estilo.


Martín Caparrós
Escritor y periodista de izquierda, en los años ’70 afín a la guerrilla marxista. Anticatólico militante muy publicitado en los medios de comunicación.

Si alguien consigue recuperar la imagen de la Iglesia Católica, lo que hace no es más que devolverle la posibilidad de hacer daño. Eso es lo que está logrando Jorge Bergoglio. Le reconozco la inteligencia de entender lo que necesitaba su institución. En ese sentido me parece un representante inmejorable y un clásico del peronismo. Así como el peronismo pudo ser neoliberal en los 90 y estatista en los 2000, Bergoglio supo ser "pobrista" en un momento en el que a la Iglesia se le reprochaba no haberse alineado con los pobres. No juzgo su sinceridad ni sus intenciones: me importa lo que hace, que en este caso es liderar la resurrección de una Iglesia Católica que estaba muy deteriorada.


Abraham Skorka
Rabino, director del Seminario Rabínico Marshall T Meyer y amigo de Francisco. Anticatólico promotor de diversas lacras morales.
  
El carisma de Francisco es muy grande, y no es meramente carisma sino que detrás hay un líder íntegro, que vive de acuerdo con lo que predica, y me parece una reacción lógica en un mundo donde el descreimiento lo invade todo y donde, básicamente, las figuras de líderes creíbles escasean. Francisco ya está empezando a materializar el favorecimiento de un diálogo interreligioso y político. Ese es el desafío que tiene. Para su patria, para su Iglesia, para el mundo.


Martín Kohan
Escritor judío antipatriota y progresista.

Francisco en la tapa de Rolling Stone es la confirmación de que ya nada escapa al pop. Lo que Warhol buscó hacer alguna vez, como ruptura, hoy se hace solo y ya no es más un gesto contracultural. Tal vez Francisco haya hecho cosas que están entre las mejores que se pueda llegar a esperar de un papa. Pero, ¿qué puede esperarse de un papa? En Argentina encendió uno de esos fervores de patriotismo que prenden tan a menudo entre nosotros, lamentablemente, y un reflujo de religiosidad que a mí me resulta medieval. Ha impulsado algunos cambios apreciables en el contexto Vaticano, pero, aun así, ¿cómo podría cambiar la imagen de la Iglesia en apenas un año, después de tantos siglos de masacres, ignorancia y persecuciones?


También recibe su aprobación Francisco por parte de un lector que escribe una carta que la revista denomina “Carta del mes”, y en la cual se pueden encontrar los habituales y falsos lugares comunes acerca de la Iglesia y el catolicismo, mezclados con una ingenuidad típica de adolescentes que han hecho del rock su propia “religión”. Dice así:


El Papa: pulgares arriba
“¿El papa Francisco en la tapa de RS? ¿Alguien hubiera podido imaginarlo? Podía suponerse que entre la cultura rock y el mensaje de Jesús había un abismo infinito. Hace años que soy lector de RS y hace muchos más años que estoy tratando de contribuir para que se produzcan cambios en la Iglesia. Tratando de "hacer lío”, especialmente en lo que tiene que ver con los jóvenes y con la idea de que el mensaje de Jesús debe ser transmitido hoy con los códigos y los lenguajes del siglo XXI. Por eso me alegra esta tapa.
Sé muy bien que el “Efecto Francisco” es mucho más que una imagen mediática. Más allá de la frecuente sonrisa y de la cercanía con la gente, hay otras señales de cambio: reestructuración de andamiajes medievales; sanciones y llamadas de atención a muchos que quieren aferrarse a un estatus jerárquico más que al evangelio. Francisco ve que la Iglesia tiene que ser distinta y que tiene algo valioso que aportarle a nuestro siglo. Y nos muestra su visión.
Si los que estamos en el llano nos “ponemos las pilas” y aceptamos el reto, creo que podremos seguir diciendo que "los tiempos están cambiando” (alusión a canción de Bob Dylan). Soplando en el viento (alusión a otra canción de Bob Dylan) está la respuesta, pero para que no pase debemos desplegar las velas.
¿Qué tiene que ver esto con el rock? Quizá mucho más de lo a simple vista parece. Entre lo mejor del rock está ese clamor por un mundo distinto donde haya paz, justicia y fraternidad. Podrán decir que soy un soñador, pero no soy el único (alusión al famoso tema Imagine de John Lennon)”.
(Carta firmada.)

Suponemos que el joven o adolescente –el simpatizante rockero no deja nunca de ser un adolescente- incluirá entre lo mejor del rock a la revista que edita un multimedios de millonarios que apoya causas nada fraternas como el aborto, nada pacíficas como la imposición del Nuevo Orden Mundial por USA-Israel y nada justas como que unos pocos rockeros exitosos se forren de dinero mientras millones a su alrededor son incitados a drogarse, promiscuarse y finalmente morir como moscas en las discotecas. Suponemos no habrá pensado que la gran expansión mundial del rock se debió a las grandes empresas multinacionales explotadoras de los países “emergentes”, con la imposición cultural perpetrada por el imperialismo yanqui e inglés al que les gusta defenestrar, junto con la difusión de la drogadicción. De hecho la misma revista que consumen –a un precio nada popular, por cierto- ofrece publicidades de grandes empresas comerciales y nada idealistas. Desde luego que suena “lindo” esa consigna que parece más bien masónica y que Francisco suscribiría, como aquella de “peace and love”. Pero John Lennon se quejaba del capitalismo desde su fastuoso castillo, rodeado de drogas y prostitutas. Por supuesto que si esa es su forma de entender la fraternidad, Francisco no los va a desmentir, ya que nunca en todos sus apoyos dados a diferentes grupos de rock criticó esa forma de vida que conduce a la perdición, como lamentablemente Cromagnon lo confirmó.



La monja y el cura rockeros, contentos con Francisco. 
Éste, por supuesto, los avala.

Hoy ese desquicio sale de la iglesia conciliar –no católica-, como el fenómeno de la monja cantante rockera muy bien promocionada o curas que en vez de buscar salvar las almas de los fieles se dedican a canturrear rock and roll. No, eso no tiene nada de católico, y si Francisco aparece en la tapa de Rolling Stone es porque hasta ahora ha demostrado que no tiene fe católica, y es empujado por los dueños del poder mundial a ser un dirigente que avale todas las aberraciones del mundo moderno anticristiano.