viernes, 22 de mayo de 2015

VICTORIA Y LA MÚSICA




"Hombres perversos y depravados usan de la música como de un excitante para entregarse a los goces terrenales, en vez de levantarse beatíficamente por medio de ella hasta Dios y hasta la contemplación de las cosas divinas. Por mi parte, trabajo, gracias a Dios, únicamente para conseguir que la modulación de las voces esté exclusivamente dedicado al fin para el cual fue en un principio inventada; es decir: Deo optimo clarissimo laudibusque suis [A Dios óptimo y glorioso, y para su alabanza]".


Tomás Luis de Victoria